RR.HH. - Contacto
Organizacion de Seguros y Administradora de Riesgos
Automotor Vivienda Accidentes Personales Negocios e Industria Más...

 

 

 

Documento sin título

LEY DE SEGUROS 17.148 y ASPECTOS CONTRACTUALES

La Ley de Seguros Nª 17.148 regula las relaciones entre el asegurado y las compañías principalmente, estableciendo en gran parte, las generalidades bajo las cuales, se redacta el contrato de seguro que denominamos “póliza”.

Cada riesgo, tiene un determinado texto de póliza, el cual se menciona en el capítulo de “riesgo cubierto”, también las exclusiones y las medidas de seguridad bajo las cuales se toma la cobertura.

También se menciona el efecto que tiene el no pago del seguro, el tiempo para realizar la denuncia ante la aseguradora, etc.

El orden de lectura de una póliza es el siguiente:

  1. Cuerpo de póliza: riesgo cubierto, vigencia, sumas aseguradas, etc., las cuales figuran al principio de la póliza.
  2. Lectura de las condiciones generales bajo el capítulo del mismo nombre. Expresa las condiciones “generales” bajo las cuales la aseguradora toma el riesgo y de la misma manera, expresa cómo lo cubre.
  3. Lectura de las condiciones particulares: son las condiciones que pone cada compañía para adaptar el riesgo, a una determinada modalidad bajo la cual también debe cubrirse. Éstas modifican las condiciones generales.
  4. Lectura de las condiciones especiales: similarmente a las anteriores, la aseguradora las impone para modificar más específicamente, la cobertura o bien, señalar los aspectos que no pueden estar cubiertos.

Por la terminología empleada en seguros, tanto por el cierto criterio de complejidad que la misma tiene, hace indispensable, que quien opere en la intermediación de seguros, sea un profesional matriculado.

Opera en contra del cliente, una liviana explicación acerca de la cobertura a través de la venta telefónica o bien en la imposición de tomar seguro que le exige una Agencia de coches, donde nada se le explica y además le sale el seguro más caro.

Distinto el caso de que un profesional matriculado en seguros, done además de asesorarle debidamente y ser responsable en la intermediación, defienda sus derechos como es el caso de OVS.